La iniciativa del CEIP Calderón de la Barca de Leganés (Madrid) aboga por dar a conocer otras realidades sociales y culturales mediante el contacto de dos centros en lugares muy diferentes de España (Leganés y Casas de Belvís, en Cáceres) y una escuela en Senegal. Destinada a la participación de todo el alumnado de infantil y primaria, familiares  y profesores, su objetivo es luchar contra la discriminación y el racismo.

El jurado ha destacado este proyecto por ser una buena herramienta para el intercambio entre escuelas en un ámbito intercultural, geográficamente muy alejadas, y por contribuir a la difusión de valores como la solidaridad y a integración.